¿Cómo elegir el extintor correcto para nuestro hogar?

Lo primero que tenemos que observar es que los extintores disponen de unas letras identificativas.

Normalmente los que son para fuegos en el hogar generalmente son los A, B o C. Cada letra se refiere al tipo de fuego que puede apagar:

  • El tipo A sirve para combustibles comunes, como el papel, la madera o la tela...
  • El B sirve para apagar fuegos producidos por líquidos inflamables, como la gasolina o el aceite...
  • El C los que vienen de la electricidad. T
  • También está el D, pero hay que tener en cuenta que en muy pocas ocasiones se usa en el hogar, teniendo en cuenta que es para fuegos de metales combustibles.

Hay que tener en cuenta también que pude haber extintores especiales para cada letra, el mejor extintor para una casa es el que conjuga los tres tipos de fuego más común, por lo tanto, el correcto para adquirir es el de polvo ABC.

UNA BUENA UBICACIÓN 

Lo mejor es tener uno en cada piso de la casa, pues el fuego se propaga rápidamente y a veces no da tiempo de recorrer todo en busca el extintor. Ubícalos en un lugar de fácil acceso, cerca de las salidas, colgado a una altura aproximada de 1,3 metros.

Hay que concluir que no conviene tener uno muy grande, porque su tamaño se relaciona directamente con el peso, y llegado el caso no se podrá maniobrar con soltura si se elige uno muy pesado, aunque es el que dura más. T

Los extintores requieren de un mantenimiento. Cuando se adquiera uno hay que asegurarse de que la empresa sea una verdadera especialista en este tema.